[:en]Amazon plans mega-warehouse for Mexico growth spurt[:es]Amazon planea mega-almacén para crecimiento exponencial en México[:]

[:en]Amazon.com is preparing to open a 1 million square-foot warehouse near Mexico City, sources familiar with the project said, part of an effort to boost its presence in Mexico’s nascent e-commerce industry.

The new warehouse is slated to be built in the Tepotzotlan municipality about 25 miles (40 km) north of the Mexican capital, according to four Mexico City real estate professionals familiar with the plans. Expected to be completed next year, the facility would triple Amazon’s distribution space in Mexico, home to around 120 million potential customers.

Amazon’s Mexico push comes amid talks to revamp the North American Free Trade Agreement, which could benefit the Seattle-based retailer if the United States persuades Mexico to raise a $50 limit on the value of online purchases that can be imported duty-free.

Amazon is a relative newcomer to Mexico; it opened its Kindle e-books site to Mexican customers in 2013 and expanded into sales of physical goods just two years ago. But it is growing much faster than rivals such as Wal-Mart Stores, and is already the nation’s third-largest online retailer. Amazon posted $253 million in sales in Mexico last year, more than double the year before, according to market research firm Euromonitor International.

Sharing a nearly 2,000-mile long border with the United States, Mexico would seem a logical place for Amazon to expand. But duplicating the company’s U.S.-style success could prove tougher.

Online shopping comprises nearly 3 percent of all retail sales in Mexico compared with over 10 percent in the United States. Some Mexican shoppers are wary of online fraud and many do not have credit cards.

Some analysts believe Amazon is willing to take the risk as it races to bulk up in foreign markets to compete with fast-moving global competitors such as China’s Alibaba.

“Amazon is not afraid to plow into a new market in a very big way, take a big hit, but say, 10 years down the line, this is going to be big and profitable,” said Neil Saunders, managing director at the GlobalData Retail research firm.

Amazon spokesman Julio Gil declined to comment on plans for a new warehouse in Mexico. He said the company’s Mexican unit is aiming to expand its product offerings, offer faster deliveries and make the purchasing process as smooth and secure as possible to inspire consumer confidence.

“We’re trying to eliminate any friction,” Gil said.

Fluid logistics

Amazon currently operates two distribution centers in Mexico totaling more than 500,000 square feet (46,452 sq m), Gil said. Both are in Cuautitlan Izcalli in the state of Mexico, adjacent to the autonomous district of Mexico City, whose metro area is home to more than 20 million people.

The new warehouse will be constructed about 7 miles (11 km) from the existing facilities. All are located along the so-called “NAFTA” highway, an industrial belt that runs through Mexico’s factory regions to the U.S. border.

The new facility is being built by industrial developer Fibra Prologis, according to sources familiar with the plans. The Mexico-based real estate investment trust owns 34.2 million square feet (3.2 million sq m) of manufacturing and logistics space across Mexico. Prologis declined interview requests.

At 1 million square feet, the new facility would be able to distribute bulky products such as furniture, as well as small items like books and microwaves, a set-up Amazon uses in other foreign countries, said Marc Wulfraat, president of the logistics consultancy firm MWPVL International.

If about 85 percent of the space is used for small products typical of a U.S. warehouse set-up Amazon would be able to store 15 million products and make up to 1 million deliveries a day nationwide. It would likely employ 2,000 to 3,000 people to handle the shipments, Wulfraat said.

The location could also serve as a distribution point for products going north to the United States, added Saunders from GlobalData.

Source: https://www.reuters.com/[:es]Amazon.com se prepara para abrir un almacén de un millón de pies cuadrados cerca de la Ciudad de México, informaron fuentes familiarizadas con el proyecto, parte de un esfuerzo por impulsar su presencia en la naciente industria de comercio electrónico de México.

El nuevo almacén está programado para ser construido en el municipio de Tepotzotlán a unos 40 kilómetros al norte de la capital mexicana, según cuatro especialistas de la Ciudad de México que conocen los planes. Se espera que se complete el próximo año, la instalación triplicaría el espacio de distribución de Amazon en México, hogar de alrededor de 120 millones de clientes potenciales.

El impulso de Amazon en México se produce en medio de conversaciones para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que podría beneficiar al minorista con sede en Seattle si Estados Unidos persuade a México a elevar un límite de 50 dólares en el valor de las compras en línea que pueden importarse libres de impuestos.

Amazon es un relativamente recién llegado a México; abrió su sitio Kindle e-books a clientes mexicanos en 2013 y se expandió en ventas de bienes físicos hace apenas dos años. Pero está creciendo mucho más rápido que rivales como Wal-Mart Stores, y ya es el tercer mayor minorista en línea del país. Amazon registró ventas de 253 millones de dólares en México el año pasado, más del doble que el año anterior, según la firma de estudios de mercado Euromonitor International.

Compartiendo una frontera de casi 2.000 millas de largo con los Estados Unidos, México parecería un lugar lógico para que Amazon se expanda. Pero duplicar el éxito de la empresa en Estados Unidos podría ser más difícil.

Las compras en línea representan casi el 3 por ciento de todas las ventas minoristas en México, en comparación con más del 10 por ciento en los Estados Unidos. Algunos compradores mexicanos desconfían del fraude en línea y muchos no tienen tarjetas de crédito.

Algunos analistas creen que Amazon está dispuesto a asumir el riesgo, ya que corre a granel en los mercados extranjeros para competir con los competidores globales de rápido movimiento como Alibaba de China.

“Amazon no tiene miedo de arar en un nuevo mercado de una manera muy grande, tener un gran éxito, pero dicen que, 10 años después de la línea, esto va a ser grande y rentable”, dijo Neil Saunders, director general de GlobalData Empresa de investigación minorista.

El portavoz de Amazon Julio Gil se negó a comentar sobre los planes para un nuevo almacén en México. Dijo que la unidad mexicana de la compañía tiene como objetivo expandir sus ofertas de productos, ofrecer entregas más rápidas y hacer que el proceso de compra sea lo más suave y seguro posible para inspirar confianza al consumidor.

“Estamos tratando de eliminar cualquier fricción”, dijo Gil.

 

Logística de fluidos

Amazon actualmente opera dos centros de distribución en México con un total de más de 500.000 pies cuadrados (46.452 metros cuadrados), dijo Gil. Ambos están en Cuautitlán Izcalli, en el estado de México, adyacente al distrito autónomo de la Ciudad de México, cuya área metropolitana alberga a más de 20 millones de personas.

El nuevo almacén se construirá a unos 7 kilómetros (11 km) de las instalaciones existentes. Todos están ubicados a lo largo de la llamada “NAFTA”, un cinturón industrial que atraviesa las regiones fabriles de México hasta la frontera de los Estados Unidos.

La nueva instalación está siendo construida por la desarrolladora industrial Fibra Prologis, según fuentes familiarizadas con los planes. El fideicomiso de inversión en bienes raíces, con sede en México, posee 34,2 millones de pies cuadrados de espacio de manufactura y logística en todo México. Prologis rechazó dar entrevistas a medios de comunicación.

Con 1 millón de pies cuadrados, la nueva instalación podría distribuir productos voluminosos como muebles, así como artículos pequeños como libros y microondas, un set-up que Amazon utiliza en otros países extranjeros, dijo Marc Wulfraat, presidente de la consultora de logística empresa MWPVL Internacional.

Si cerca del 85 por ciento del espacio es usado para pequeños productos típicos de un almacén estadounidense, Amazon podría almacenar 15 millones de productos y producir hasta 1 millón de entregas al día en todo el país. Probablemente emplearía de 2.000 a 3.000 personas para manejar los envíos, dijo Wulfraat.

La ubicación también podría servir como punto de distribución para los productos que van hacia el norte a los Estados Unidos, agregó Saunders de GlobalData.

Fuente: https://www.reuters.com/[:]

Leave a Reply