[:en]UN Women demand Mexico Government to solve indigenous social leader murder[:es]Exige ONU aclarar asesinato de ambientalista y activista indígena de Michoacán[:]

[:en]Women UN and Mexico’s High Commissioner of the United Nations for Human Rights (ONU-DH in Spanish) regretted the murder of Guadalupe Campanur, 32 years old, indigenous human rights advocate in the Mexican State of Michoacán, who was found dead on January 16th in the County of Chilchota and according to the forensic reports she had been sexually assaulted and strangled between 36 and 48 hours, she disappeared on January 3rd.

She was part of Cheran community, a Michoacán county which had mobilized and demonstrated against illegal tree felling in 2011 and against organized crime violence and impunity in the region and created their own government system to protect themselves.

“Cheram has become a singular example of the indigenous self-government in Mexico, acknowledged by the UN Special Relator for the indigenous people’s human rights, Victoria Tauli-Corpuz after her visit to Mexico in November 2017”, said a UN press release.

Campanur was one of the founders of the Community Round, conceived to protect the community and its forest and she took part of several activities, among them environmental protection projects.

Belen Sanz, representative of UN Women, called Mexican authorities to guarantee an effective investigation regarding this assassination and demanded the Government to go to the last consequences finding the intellectual and material authors of such a hateful crime.

 [:es]ONU Mujeres y la oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenaron el asesinato de la defensora indígena Guadalupe Campanur en el Estado de Michoacán.

Campanur, de 32 años, fue encontrada sin vida el 16 de enero en el municipio de Chilchota. Según información recibida por ONU-DH y autoridades locales, la defensora fue abusada sexualmente y estrangulada entre 36 y 48 horas antes. Sin embargo, se encontraba desaparecida desde el 3 de enero.

La activista era integrante de la comunidad de Cherán, municipio michoacano que en 2011 se movilizó contra la tala ilegal de su bosque y contra la violencia y la impunidad del crimen organizado en la región, y creó un propio sistema de gobierno para protegerse.

“Cherán se ha convertido en un ejemplo singular del autogobierno indígena en México, reconocido por la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, tras su visita oficial a México en noviembre de 2017″, lee el comunicado publicado este jueves por la ONU.

Guadalupe Campanur fue una de las fundadoras de la Ronda Comunitaria, concebida para proteger a la comunidad y su bosque, y participaba en diversas actividades, entre ellas, talleres de protección ambiental.

“Reitero el llamado a las autoridades a garantizar una investigación efectiva, bajo los estándares de debida diligencia y con perspectiva de género en la desaparición y el feminicidio de las mujeres en México; garantizando el agotamiento de todas las posibilidades, respecto de la autoría y motivos del crimen, y evitando en todo momento la estigmatización de la víctima”, declaró Belén Sanz, Representante de ONU Mujeres en México.

Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México lamentó profundamente el hecho asegurando que Guadalupe “luchó y fue un ejemplo para que precisamente se evitaran este tipo de crímenes en su comunidad”.

ONU Mujeres y ONU-DH llamaron a las autoridades mexicanas a poner en marcha una estrategia de prevención que garantice la seguridad de las personas defensoras de derechos humanos en 2018 con perspectiva de género, y expresaron sus condolencias y solidaridad con la familia de Guadalupe Campanur y la comunidad de Cherán.[:]

Leave a Reply