[:en]Remnants of migrant caravan move toward US-Mexico border[:es]Lo que resta de la caravana de migrantes avanza hacia la frontera de Estados Unidos[:]

[:en]

The remnants of a migrant caravan of Central Americans that angered President Donald Trump were continuing their journey north through Mexico toward the U.S. border Wednesday.

Organizer Irineo Mujica, speaking from the western Mexico city of Guadalajara, said about 500 migrants had been riding trains north since departing Mexico City last weekend. The caravan that left the Guatemala-Mexico border in late March grew to more than 1,000 migrants who found safety travelling in numbers.

In Mexico City, Mujica had said the capital was the caravan’s last official stop, but many of the migrants feared going solo on the dangerous final leg north and decided to keep travelling en masse. Some who had split off to press on alone reported back about kidnappings and having their papers for safe passage torn up.

“That caused the group to regroup,” he said.

Mujica said they were headed for Tijuana, where about half planned to go to the border to request asylum in the U.S.

Trump had railed against the caravan, even threatening the renegotiation of the North American Free Trade Agreement if Mexico did not stop its progress. The majority were Hondurans fleeing gang violence and the instability that followed the contested re-election of President Juan Orlando Hernandez.

Trump also threatened U.S. aid to Honduras in a tweet and announced that he was calling for a deployment of the National Guard to the border.

Source: https://www.washingtonpost.com/

[:es]Los restos de una caravana migrante de centroamericanos que irritó al presidente Donald Trump continuaban el miércoles su travesía hacia el norte de México, rumbo a la frontera con Estados Unidos.

Uno de los organizadores, Irineo Mujica, dijo desde la ciudad occidental de Guadalajara que unos 500 migrantes han estado viajando a bordo de trenes desde que partieron el fin de semana pasado de la Ciudad de México.

La caravana, que salió de la frontera de México con Guatemala a fines de marzo, llegó a tener más de 1,000 personas que decidieron viajar juntas para estar más seguras.

Cuando la caravana estuvo en Ciudad de México, Mujica había dicho que la capital del país iba a ser la última parada, pero muchos de los migrantes tenían demasiado miedo de viajar solos por la última y peligrosa etapa final hacia la zona fronteriza y decidieron continuar viajando unidos.

Algunos migrantes que habían seguido por su cuenta regresaron, trayendo consigo relatos de secuestros y de personas que les rompieron los documentos de tránsito que les daban garantía de paso seguro por suelo mexicano.

El activista dijo que los migrantes se dirigen ahora hacia Tijuana, desde donde aproximadamente la mitad de ellos planean pedir asilo en Estados Unidos.

Trump fustigó verbalmente a la caravana e incluso amenazó con poner fin a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte si México no la detenía.

La mayoría de los migrantes son hondureños que huyen de la violencia de las pandillas y de la inestabilidad política tras la cuestionada reelección del presidente Juan Orlando Hernández.

Cuando la caravana se redujo, Trump mostró un tono más conciliador y elogió al gobierno mexicano por hacer cumplir las leyes migratorias. Por lo general las autoridades mexicanas otorgaron documentos de tránsito a quienes deseaban solicitar asilo en Estados Unidos e iniciaron trámites para quienes desearan quedarse en México.

Fuente: https://mundohispanico.com

La caravana es algo que se organiza todos los años, alrededor de Semana Santa, a fin de concientizar a la población sobre el suplicio de los migrantes. Usualmente no llega a la frontera con Estados Unidos y ese no era el plan este año tampoco, dijo Mujica.[:]

Leave a Reply