Mas de 100 tortugas marinas son halladas muertas en Guerrero

La Oficina del Fiscal Federal para la Protección del Medio Ambiente (PROFEPA), en cooperación con las autoridades estatales y federales, está evaluando la magnitud de una contingencia ambiental relacionada con la mortalidad de las tortugas marinas en el estado mexicano de Guerrero.

Luego de una serie de informes presentados por los campamentos de protección de tortugas en las costas del estado y la sociedad civil local sobre la presencia de tortugas marinas muertas en etapa avanzada de descomposición, la PROFEPA convocó una reunión con miembros de la Red de Varamientos de Animales Marinos para recopilar información sobre el caso.

PROFEPA está coordinando los esfuerzos de la Red de Varamientos de animales marinos en seis municipios diferentes donde se informaron los hallazgos de los quelonianos muertos.

Después de explorar las playas locales, las autoridades estatales registraron 101 tortugas marinas muertas, de las cuales 14 eran tortugas marinas de tortuga lora, 86 eran tortugas verdes de Galápagos y se descubrió que una de ellas era una tortuga carey.

Durante sus recorridos, los inspectores gubernamentales no encontraron signos de actividades antropogénicas en los cuerpos de las tortugas. Sin embargo, dada su avanzada etapa de descomposición, los especialistas no pudieron tomar muestras que pudieran ayudar a determinar su causa de muerte.

En cooperación con el Ministerio de la Armada (SEMAR), la PROFEPA realizó recorridos marítimos con el objetivo de detectar más especímenes y recolectar muestras. Sin embargo, solo encontraron restos de tortugas verdes de Galápagos en una etapa avanzada de descomposición.

Varias instituciones están trabajando para abordar la contingencia ambiental, incluido el Ministerio de Marina (SEMAR), la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGRO), el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP). ), la Oficina del Fiscal Federal para la Protección del Medio Ambiente (PROFEPA, por sus siglas en inglés) y las autoridades municipales como parte de la Red de Varamientos de Mamíferos Marinos.

Ver imagen en Twitter Ver imagen en Twitter Ver imagen en Twitter


La principal hipótesis de su causa de muerte es la proliferación de microalgas debido a la aparición de mareas rojas, que pueden causar envenenamiento por ingestión, paralizando el sistema nervioso de los quelonianos. Las autoridades federales han pedido el apoyo del Ministerio de Salud de México para determinar si se han detectado mareas rojas en la región.

Además, se solicitó apoyo a Protección Civil del Estado para evaluar la verosimilitud de las corrientes marinas frías que pueden estar afectando las costas estatales.

Hasta ahora, las tortugas marinas muertas se han lavado en las orillas de los municipios de Cuajinicuilapa, Copala, Acapulco de Juárez, Coyuca de Benítez, Tecpan de Galeana y Zihuatanejo de Azueta.

Vale la pena mencionar que las tortugas verdes de Galápagos ponen huevos en el estado de Michoacán y no en Guerrero, razón por la cual los expertos han afirmado que los especímenes probablemente fueron arrastrados por la corriente hacia las costas estatales.

Deja un comentario