Orden de arresto contra el “Gober Precioso” y Kamel Nacif

Lydia María Cacho Ribeiro es una periodista, escritora, feminista y activista de derechos humanos mexicana. Descrita por Amnistía Internacional como “quizás la periodista de investigación más famosa de México y defensora de los derechos de las mujeres”, los informes de Cacho se centran en el abuso sexual y la violencia contra mujeres y niños.

El libro de Cacho, publicado en 2005, “Los demonios del Edén” expuso una banda de pedofilia en Cancún, que según ella estaba dirigida por el empresario Jean Succar Kuri. (Succar fue condenado posteriormente). También mencionó a un hombre de negocios de Puebla, Kamel Nacif, el “rey de la mezclilla”, que era un amigo cercano y que pagaba por la defensa de Succar.

Cacho fue arbitrariamente detenida por policías de Puebla en Cancún, por cargos de difamación en diciembre de 2005. Fue llevada 20 horas en auto hasta Puebla, trayecto durante el cual la policía la insultó, la amenazó con violarla y le puso un arma en la boca. En otros puntos del viaje, los oficiales de policía debatieron sobre ahogarla en el océano en algún lugar a lo largo de la costa del Golfo de México.

El caso se convirtió en un escándalo nacional después de que se filtró una conversación telefónica grabada en la que Nacif, quien nunca negó conocer a Succar o refutó los informes de Cacho, se escuchó con el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, conspirando para perseguir a Cacho por su libro. Durante esta llamada telefónica, Nacif llamó a Marín varias veces “Mi Gober Precioso”, un apodo que se adhirió al hombre y permaneció en la mente de los mexicanos para siempre.

“Somos sobrevivientes de una tragedia nacional”, dijo Lydia Cacho en una entrevista en 2018. “Fui torturada, perseguida por la policía, detenida ilegalmente por gobernadores y personas protegidas por el presidente, y todo esto por proteger el derecho fundamental de los niños”.

Lydia Cacho recibió una disculpa pública del gobierno mexicano el 10 de enero de 2019, en la sede de la Secretaría del Interior (Segob) en la Ciudad de México. Como parte de las medidas adoptadas por el gobierno mexicano luego de una decisión a favor de Cacho emitida a fines de julio de 2018 por el Comité de Defensa de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU).

Durante un acto de reconocimiento público de las violaciones de derechos humanos cometidas por el Estado mexicano, Olga Sánchez Cordero, la nueva Secretaria de Gobernación, ofreció disculpas públicas a Cacho en nombre del Estado mexicano.

Pero hoy, martes 16 de abril de 2019, un juez federal emitió una orden de arresto contra el ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres (Gober Precioso), y contra el empresario textil, Kamel Nacif Borges (el rey de la mezclilla), por su presunta responsabilidad en el arresto y tortura de la periodista Lydia Cacho en 2005.

La orden judicial emitida 14 años después de la detención de Cacho fue resuelta por el Juzgado Primero Colegiado del Distrito Vigésimo Séptimo, con sede en Cancún, Quintana Roo.

Sala de prensa de The Baja Post

Deja un comentario