México anunciará acuerdo fiscal con plataformas tecnológicas

México, que tiene una de las tasas de recaudación de impuestos más escasas del mundo, está desarrollando un nuevo acuerdo fiscal con plataformas tecnológicas.

El viceministro de Finanzas, Arturo Herrera, no dio detalles cuando confirmó los planes con Bloomberg News. La administración anterior estaba en conversaciones con Uber, Netflix y Airbnb para automatizar el proceso de recaudación de impuestos. Se espera que el anuncio revele una conclusión a esas negociaciones.

El programa no crearía un impuesto nuevo o más alto, pero recopilaría automáticamente qué conductores, espectadores o anfitriones, ya deberían estar informando y pagando mensualmente. Más de la mitad de la población de México trabaja en la economía informal y no paga impuestos sobre la renta.

Herrera dijo que el presidente Andrés Manuel López Obrador debería explicar sus decisiones políticas. El sector privado invierte 6,7 veces el monto del gobierno, pero los inversionistas se sorprendieron cuando se derrumbó un proyecto aeroportuario de US $ 13 mil millones. Acciones mexicanas, bonos y moneda sufrieron.

“Creo que es nuestro deber asegurarnos de que tengamos una narrativa mucho más coherente para poder enviar un mensaje claro al sector privado”, dijo Herrera, quien anteriormente se desempeñó como ministro de finanzas de la Ciudad de México y trabajó en el Banco Mundial. “Para que crezcamos más rápido este año y en los próximos años, necesitamos un sector privado que tenga confianza y que enfrente reglas del juego claras, y vamos a trabajar para lograrlo”.

En diciembre, Airbnb se alejó de las negociaciones con México, que habrían requerido que el sitio web de intercambio de viviendas recabara el impuesto sobre la renta de sus anfitriones y enviara el dinero al gobierno.

Después de un año de discusiones, un acuerdo estaba cerca. La compañía debía entregar a la SHCP un informe mensual de contribuyentes y la cantidad de ingresos que generaba cada huésped. La compañía también retendría un impuesto sobre la renta de un solo dígito, que remitiría al gobierno.

Pero la compañía declaró que enfrentó “desafíos técnicos”, afirmó una fuente anónima.

México estaba negociando simultáneamente un acuerdo similar con Uber, lo que resultó en una regla orientada hacia los servicios de transporte de comida y entreg a domicilio a la que también se unió Cabify.

Fuente: Bloomberg

Deja un comentario