EDITORIAL: Vistazo post-traumático, sin atavismos y nostálgico de lo que viene en Baja California

THE BAJA POST
DIEGO VOLATI/COLABORADOR

*Sobre el autor: Diego Voláti es un autodidacta sin estatus ni ataduras y autodiagnosticado con síndrome de estrés post traumático.

La agenda política del saqueo y la simulación que sufrimos desde hace años en Baja California rindió tan buenos frutos que la gente realmente se creyó que el pasado 2 de Junio votó por un régimen diferente cuando en realidad le dio continuidad a la depredación y al atropello de sus garantías individuales y colectivas, para muestra un botón, la primer acción legislativa del nuevo congreso estatal envió un mensaje, desde mi lectura particular, muy claro; “Venimos por todo lo que dejaron los otros”.


La reforma al artículo 27 de la ley orgánica del poder legislativo aprobada de manera exprés el 1ero de Agosto permite que la presidencia de la junta de coordinación política pueda ser del mismo partido que preside la mesa directiva, una arbitrariedad que no fue estudiada ni discutida por nuestros “representantes” ya que la diputada tijuanense Aracely Geraldo la presentó a la mesa directiva como de “urgente resolución”. 

Pero no era nada que no se esperaran quienes tienen un poco de conciencia y cultura política, desde la imposición de los candidatos en el proceso interno del partido que hoy tiene mayoría quedó develado el verdadero objetivo de quien orquestó todo esto y que, hoy, está a poco más de 2 meses de protestar como Gobernador del Estado, Bonilla trae consigo, aparte de la continuidad del saqueo, a personajes nefastos de un pasado terrorífico, basta con voltear a ver su equipo de transición para entender que se está apoderando de nuestra entidad un grupo que tiene como dogma el autoritarismo, la prepotencia y el régimen totalitario. 

Como sociedad civil tenemos el gran pendiente de organizarnos y estar cuidando el actuar de los poderes que, en teoría, nos debe representar y velar por nuestro desarrollo como estado, debemos dejar las diferencias absurdas de lado y sumar nuestras voluntades, esfuerzos, talentos y vocaciones para lograr unir todas las voces en una sola y dejarle en claro a todo aquel que crea que puede venir a burlarse de nosotros que ya no estamos dispersos, que ya no estamos divididos y que el poder es de nosotros que con nuestro trabajo diario somos el motor económico que mantiene el sistema rodando.

Debemos rechazar todo tipo de corrupción, no es verdad que es una cuestión que está tan arraigada que es imposible acabar con ella, es aberrante que la eleven a una cuestión cultural inherente al Mexicano, ese es el discurso que le conviene a quienes se han empoderado gracias a la muy pobre participación activa de la sociedad en la política. 

Acabemos de una vez por todas con esa percepción, pongamos punto final a esa dinámica de guardar silencio y distancia, no sigamos permitiendo que nos vuelvan a endeudar, exijamos que se nos den cuentas claras, la comisión de fiscalización en la legislatura pasada solo simuló y le cubrió las espaldas a quienes se van a ir dentro de poco, no podemos darle más la espalda a la situación y mantenernos al margen, se ha llegado la hora de asumir la responsabilidad, es ineludible el deber de informarnos bien y participar activamente en recuperar y defender la soberanía que, como lo establece nuestra carta magna, reside esencial y originariamente en el pueblo. Hagamos valer de verdad aquello de que todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste.

Deja un comentario