[:en]Chinese community in Mexicali celebrates the New Year[:es]La comunidad china en Mexicali festeja el Año Nuevo[:]

[:en]With the arrival of the new Moon, the Chinese community in Mexicali celebrates the New Year, which is number 4716 and the emblematic animal is the dog. For two weeks they will celebrate what they also call the “spring festival”.

The tradition is to celebrate with the family, perform the lion and dragon dances and use the red color for prosperity. The festivities culminate on March 2 with the Cambodian Lantern Festival with which they illuminate the night sky.

For the Association of the Chinese Community of Mexicali, it is important not to lose roots and strengthen ties with the local community, said Lenng Sin On, director of the Chinese Academy in the city.

After more than 100 years of being in the local community, the objectives of the oriental families continue to be work, effort, forging a society, and healthy interaction with Mexican families. As well as inclusion, as a pillar of coexistence.

Another challenge is to maintain the language and customs that must remain, despise the crossbreeding between marriages of Chinese and Mexican people that are already in the fourth generation. In the Chinese association’s school, about 200 children of Chinese families study, and 90% of them speak their native language.

TBP Newsroom[:es]Con la llegada de la Luna nueva, la comunidad china en Mexicali festeja el Año Nuevo que es el número 4716 y el animal emblema es el perro. Durante dos semanas festejarán con lo que también conocen como el festival de la primavera.

La tradición es celebrar con la familia, realizar las danzas del león y dragón y utilizar el color rojo para la prosperidad. Los festejos culminan el 2 de marzo con la fiesta de las linternas de Camboya con las cuales iluminan el cielo nocturno.

Para la Asociación de la Comunidad China de Mexicali, es importante no perder las raíces y estrechar los lazos con la comunidad local, comentó Lenng Sin On, director de la Academia China en la ciudad.

Tras más de 100 años de estar en la comunidad local, los objetivos de las familias orientales siguen siendo el trabajo, el esfuerzo, forjar una sociedad, y la convivencia sana con las familias mexicalenses. Así como la inclusión, como eje pilar de la convivencia.

Otro reto es mantener el idioma y las costumbres que se permean con el mestizaje entre matrimonios de personas china y mexicanas que ya se encuentran en la cuarta generación. En la escuela de la asociación, estudian cerca de200 niños y niñas de familias chinas, quienes en un 90% hablan el idioma origen.

Sala de Prensa TBP

 [:]

Leave a Reply