[:en]Priest shot dead marks 2nd clerical murder this week in Mexico[:es]Sacerdote asesinado a tiros marca segundo asesinato de un miembro del clero esta semana en México[:]

[:en]Roman Catholic authorities in Mexico say a priest has been killed in the west-central state of Jalisco, the second cleric slain in the country this week.

The Catholic Multimedia Center says that 33-year-old Juan Miguel Contreras Garcia was shot dead late on Friday April 20 in Tlajomulco de Zúñiga, on the outskirts of Guadalajara, Jalisco.

It was announced on Saturday April 21, that early reports indicate he was killed by unidentified attackers in the parish office while performing the sacrament of penance.

According to the center, at least four priests have been slain in Mexico this year and 23 have been murdered since 2012.

It also says that Mexico leads Latin America in the killings of priests.

On Wednesday April 18, Rev. Ruben Alcantara, another Roman Catholic priest was stabbed to death in his church on the outskirts of Mexico City.

No arrests have been made so far in relation with either one of these murders.

TBP Newsroom with information from Proceso[:es]La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y la Arquidiócesis de Guadalajara externaron su repudio y consternación por el asesinato del sacerdote Juan Miguel Contreras García, vicario parroquial del templo de San Pío de Pietrelcina, ubicado en Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco.

El sacerdote, de 33 años de edad y a dos años de haberse ordenado, fue ultimado con tres disparos mientras realizaba una confesión en su oficina, la noche de este viernes.

“De acuerdo con las primeras investigaciones (Contreras García) fue posiblemente atacado por dos hombres, quienes ingresaron a la sacristía de la parroquia y agredieron directamente al occiso para posteriormente huir en un vehículo compacto”, informó la Fiscalía de Jalisco.

La CEM hizo un llamado para construir una cultura de paz y de reconciliación, y solicitó a las autoridades competentes investigar exhaustivamente hasta aclarar los hechos, para actuar conforme a la justicia, y no permitir que éste, ni los demás crímenes, queden impunes.

La Arquidiócesis de Guadalajara pidió urgente acción de las autoridades para castigar el crimen y hacer un llamado “a quienes cometen estas atrocidades” a que reflexionen sobre el daño a familias y sociedad que causan, “para que su mente y su corazón se muevan a la conversión de sus actos”.

El finado presentaba tres impactos: uno en el tórax y otros dos en el pecho, pero logró sobrevivir hasta la llegada de los paramédicos, quienes procedieron al protocolo de maniobras de reanimación pero no lograron evitar que cayera en paro cardiaco y muriera.

Cuatro sacerdotes han sido ejecutados en lo que va del año, 23 en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

TBP Newsroom with information from Proceso[:]

Leave a Reply