[:en]Immigrant stories[:es]Historias de migrantes[:]

[:en]The U.S Department of Justice announced today that 11 migrants suspected of being part of a caravan of Central Americans have been charged with entering the country illegally. At the port of entry in Tijuana, Mexico, U.S. Customs officials have also begun admitting some migrants who are seeking political asylum. The Trump administration has tightened the screening process for asylum-seekers. So as NPR’s Kirk Siegler reports, it’s not clear how long hundreds more on the Mexican side of the border will wait.

KIRK SIEGLER, BYLINE: While there’s been a lot of attention from President Trump tweeting about this latest caravan, the fact is there were already many more migrants camped out here at the border for days, some even weeks, seeking asylum. All this well before the Central American caravan and all the media arrived.

The caravan migrants are camping on this worn plaza underneath donated tents. But farther down the street, we meet Angelica Hernandez. She huddles beneath a blanket with her 12-year-old son and says she’s trying to escape violence in her home of Michoacan, Mexico.

ANGELICA HERNANDEZ: (Speaking Spanish).

SIEGLER: “They’re dropping off all this aid for the people in the caravan,” she says. “I wish they’d notice us.” Volunteers can be seen crossing over from the U.S. side carrying donations of food, water and blankets. Hernandez got here last Friday to see if she could get asylum. There have been spikes in asylum-seekers at this crossing in the past year, but not until now has it gotten so much international attention.

UNIDENTIFIED PERSON: (Unintelligible).

SIEGLER: It’s tense, and there’s confusion over whether some of the migrants from the caravan are jumping ahead in line. Juan Pablo Segura, a volunteer aid worker, says before the caravan came, the police usually cleared everyone from this street, and some went to shelters.

JUAN PABLO SEGURA: So now that the caravan’s come in – since it’s such an international big deal and there’s so many cameras, they’re not forcing the people and removing them because a lot of people are watching.

SIEGLER: This makeshift encampment is growing, and the stories of so many of these migrants fleeing gang violence are harrowing. Deana Quezada, who’s not part of the caravan, has been here for close to a week after making a month-long journey from Honduras.

DEANA QUEZADA: (Speaking Spanish).

SIEGLER: She’s pulling back her daughter’s hair to show us a scar. She says her daughter was beaten in a revenge attack after her husband got involved with some bad men. So she took their kids and fled.

QUEZADA: (Speaking Spanish).

SIEGLER: “I’ve heard that if you ask the U.S. for help, they’ll give it to you,” she says. For now, as she waits, she’s just grateful for some donated shoes for her kids. And she’s looking for a tarp to cover her family. It’s been cold and rainy sleeping out here at night.

Source: Kirk Siegler, NPR News, Tijuana[:es]

Inspectores del servicio de aduanas y fronteras de Estados Unidos permitieron la entrada al país de varios solicitantes de asilo centroamericanos para su procesamiento, poniendo fin a un breve impasse por falta de espacio. Ahora, los migrantes que cruzaron México en una caravana, podrían enfrentar un largo proceso legal.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) no dijo cuántos miembros de la caravana pudieron cruzar la frontera el lunes, pero los organizadores dijeron que se dio permiso a ocho.

Unos 140 más siguen esperando en México para entregarse en el paso fronterizo de San Ysidro, en San Diego, el más transitado del país, dijo Alex Mensing, organizador de proyecto de Pueblo Sin Fronteras, el grupo que organizó la caravana.

“Los ánimos están altos, hubo buenas noticias para todos”, dijo Mensing desde lado mexicano de la frontera tras saber que algunos de los migrantes pudieron cruzar.

Abogados estadounidenses de inmigración, que ofrecieron asesoramiento legal gratuito en Tijuana la semana pasada, advirtieron a los migrantes que podrían ser separados de sus hijos o que podrían estar detenidos durante meses.

Los solicitantes de asilo generalmente son detenidos durante tres días en la frontera y luego son entregados al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas. Si pasan una evaluación inicial con un funcionario de inmigración, los solicitantes pueden quedar detenidos o salir en libertad en Estados Unidos, pero con un monitor de ubicación en el tobillo, hasta que sus casos se resuelvan, algo que podría demorarse varios años.

Caravana de inmigrantes llega a frontera con EEUU

[TLMD - MIA] Caravana de inmigrantes llega a frontera con EEUU

Caravana de inmigrantes llega a frontera con EEUU

(Publicado domingo 29 de abril de 2018)

Casi el 80% de los solicitantes pasaron la evaluación inicial entre octubre y diciembre, pero pocos de ellos obtendrán la protección de forma definitiva. La tasa de denegación de asilo entre salvadoreños fue del 79% entre 2012 y2017, según el Transactional Records Action Clearinghouse de la Universidad de Syracuse. Por detrás están hondureños, con un 78%, y guatemaltecos, con el 75%.

Funcionarios del gobierno de Trump criticaron lo que calificaron de “vacíos legales” y políticas de “detener y soltar” que permiten a los solicitantes de asilo quedar en libertad mientras sus casos avanzan en los tribunales. El presidente tuiteó el lunes que la caravana “muestra lo débiles e ineficaces que son las leyes migratorias estadounidenses”.

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, se comprometió a enviar más jueces de inmigración a la frontera si era necesario y amenazó con abrir procesos penales. Su departamento dijo el lunes que presentó cargos por entrada ilegal al país contra 11 personas identificadas como miembros de la caravana.

La CBP explicó que la semana pasada procesó a cientos de solicitantes de asilo, muchos de ellos mexicanos, lo que contribuyó a una saturación que hizo que los oficinales rechazaran a los miembros de la caravana que comenzaron a llegar el domingo por la tarde.

Autoridades de EEUU monitorean caravana migrante

[TLMD - MIA] Autoridades de EEUU monitorean caravana migrante

Las autoridades migratorias de EEUU dijo que quienes rompan la ley serán enjuiciados.

(Publicado jueves 26 de abril de 2018)

Pero los solicitantes de asilo no parecieron desalentados por las demoras.

La salvadoreña Elin Orellana, de 23 años, quien está embarazada, dijo que está escapando de la pandilla MS-13, blanco favorito de Sessions y Trump debido a los asesinatos brutales que ha cometido en Estados Unidos.

Orellana dijo que su hermana mayor fue asesinada por una pandilla en El Salvador, por eso ella está tratando de reunirse con sus familiares en el área de Kansas City.

“La lucha vale la pena”, dijo el domingo mientras acampaba afuera de la entrada mexicana al cruce fronterizo.

[:]

Leave a Reply