Cambios arbitrarios en famoso medio de Tijuana, el viento: ¿Ya no es tan libre?

THE BAJA POST
ALFREDO AZCARATE/EDITOR

Enterarse del “cambio” de situación laboral de un colega ha sido triste, más cuando se trata de alguien que trabaja con espíritu periodístico, amor al oficio y asumiendo la responsabilidad social que implica el periodismo serio, creíble, de búsqueda e investigación, entrando a los recintos inaccesibles de la información oficial para informar y mantener a la sociedad actualizada de lo trascendente, haciendo contrapeso a medios oficialistas y al extorsionismo que se ha auto-vendido como periodismo, a pesar de estar representado por gente semi-analfabeta.

El caso de un compañero que trabaja para uno de los medios más importantes del Estado y del país, dirigido por una mujer que ha sido honrada con portadas de revistas nacionales como parte de las “mujeres más influyentes del país” en varios sentidos, sin embargo, en su medio, a nivel de cancha se maneja con autoritarismo, como la antítesis de lo que predica ser, tal vez la estafeta del relevo que tomara al morir Jesús Blancornelas pudo haberle hecho perder piso.

No es la primera vez que la Directora toma medidas de castigo y presión contra alguno de sus reporteros, en una muestra más de como “el proyecto es más importante que el interés de uno de sus miembros” resulta ser una frase que significa: “tu trabajo no es relevante, no le importas a la organización”.

Deja un comentario