Nos tratan como a un pueblo conquistado (Residente de Texas)

Ray Anzaldúa nunca cruzó la frontera. La frontera lo cruzó a él. Su familia lleva viviendo en lo que hoy es el sur de Texas desde 1750, décadas antes de que se fundaran los Estados Unidos de América.

250 años después, los Alzaldúa y otros cientos de propietarios de tierras fronterizas están a merced de una administración Trump obsesionada con construir su medieval muro fronterizo a toda costa.

Pero Anzaldúa, su familia y sus vecinos no están dispuestos a rendirse y prometen seguir peleando contra todo pronóstico.

Fuente: Sierra Club

Deja un comentario