Bonilla sigue confiado, despreciando debates y descalificando periodistas, un peligro para democracia

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

Comprar medios de comunicación y acudir a una oficina de comunicación Social de Gobierno a amenazar y presionar por dinero, no es hacer periodismo, salir a cuadro a leer prompters o despotricar contra alguien no es hacer periodismo, sin embargo, PODEROSO SEÑOR ES DON DINERO y así se puede llegar a ser candidato e incluso a sentirse periodista y erudito, cuando en realidad se trata de una personalidad siniestra escondida tras una campaña política montadas en la popularidad de AMLO.

Jaime Bonilla, candidato a Gobernador de Baja California por MORENA dice que no cambiará estrategias, que no asistirá a ningún debate, que es algo que el año pasado le dio muy buenos resultados, y afirmó que solo 200 personas vieron el debate al que no asistió, sin embargo parece no tomar en cuenta que este año, en estas elecciones no estará el nombre de AMLO en las boletas electorales y es ahí donde se verá el verdadero “tipo de cambio” de su valor ante la gente que, aunque no se deja engañar, podría irse con la “finta” y condenar al estado a dos años de ignominia.

Sin embargo, gane o pierda, Bonilla tiene garantizado un coto de poder enorme en Baja California y quien gane las elecciones tendrá que sobrellevar el contrapeso del señor del cabello cano como “superdelegado” o como Senador, eso es lo más triste, que el descontento social contra un pasado de explotación y demagogia, haya empoderado a personas de muy poca calidad moral, como la mayoría de la gente que se aglutina alrededor de Bonilla.

Además está el reto a la inteligencia de los bajacalifornianos quienes han sido testigos de la manera en que muchos elementos del PRI se han convertido en MORENISTAS, está Xico Leyva Mortera, un Gobernador de no muy gratos recuerdos para el estado; los dos Panchos Pérez Tejada, ex alcaldes de Mexicali y David que ya ha sido premiado con la Aduana de Ensenada, Eligio Valencia Roque, que hace unas semanas desayunaba junto al candidato del PRI, Enrique Acosta Fregoso y ahora desfila del brazo de Bonilla.

Deja un comentario