Protagonismo excesivo de moderadora en debate de candidatos a Alcaldía de Mexicali

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

Tal vez esa era la intención del debate, la idea era buena, no dejar a los candidatos salirse por la tangente, las intervenciones de Rosa María Méndez fueron más entrevista que moderación, en momentos parecía que Armando Nieblas no estaba, se le veía aburrido, exceso de protagonismo escénico por parte de la “amiguis”, incluso hubo dos ocasiones en que algunos candidatos se dirigían a ella, agradeciendo la pregunta como si fuera una entrevista.

Ayer los candidatos demostraron que sí se puede debatir y hacerlo un ejercicio interesante, pero se debe tener más cuidado en las preguntas de moderadores para re-encausar a los candidatos y evitarles divagar, pero lo del debate del martes eran más bien cuestionamientos de Méndez a los candidatos, casi parecía pedirles cuentas, lo cual desvirtuó un debate donde nadie ganó.

Ataques a Marina (MORENA) por parte de Elvira Luna (PBC), Lupita Gutiérrez Fregoso (PRI) y Gustavo Sánchez (PAN), la candidata de MORENA mostró un “contrato” que parece haber sido hecho en Photoshop o InDesign, ante lo cual su gente debe tener más cuidado al mostrar pruebas “documentales” que parecen falsas.

El tema de género, juventud y experiencia, fueron motivo de argumentación entre Gustavo y Marina, quien también tuvo un choque directo con Elvira, mientras Lupita al final también interpeló a la candidata de MORENA, quien se defendió bien ante los ataques, mientras que Gustavo mencionó a Jaime Díaz y aseguró que el ex alcalde se encuentra amparado para no rendir cuentas de su trienio en el 22 Ayuntamiento.

Aguíñiga y Dávila, más que debatir, expusieron ideas con ataques ocasionales a Kiko Vega, ellos y algún otro candidato, calificaron a Gustavo como el “candidato del Gobernador”, Dávila habló de haber plantado miles de árboles en colonias populares que recitó como letanía y Aguíñiga subrayó la importancia de atender el tema ambiental y el problema de la contaminación que se convierte en un problema se salud pública.

En resumen, fue un debate que se desvirtuó con el protagonismo de la moderadora, un tema del cual el Instituto Estatal Electoral de Baja California debe tomar en cuenta, para mejorar el formato del debate y evitar que los moderadores aprovechen la oportunidad para “deslizar” preguntas y cuestionamientos, como también lo hizo la famosa Adela del ZETA en el debate de candidatos a Gobernador.

Deja un comentario