Penalizan en Yucatán el acoso verbal

Con el fin de responder un reclamo latente en la comunidad meridana, las reformas aprobadas recientemente por el Cabildo meridano al Reglamento de Policía y Buen Gobierno de Mérida, entrarán en vigor esta semana. El acoso se castigará con arresto de hasta 36 horas y multas de hasta 30 Unidades de Medida y Actualización (U.M.A), indicó Alejandro Ruz Castro, secretario municipal del Ayuntamiento de Mérida.

Con una reforma de fondo al Reglamento de Policía y Buen Gobierno de Mérida, el Cabildo aprobó ayer nuevas disposiciones, entre ellas incorporar la figura de la reincidencia, aumentar las sanciones, incluir castigos como la obligación de tomar cursos de capacitación y conciencia social, y pagar las multas con trabajos en beneficio de la comunidad, para toda persona que cometa acoso callejero en los espacios públicos y de transporte del municipio.

El funcionario precisó que el acoso se trata de una situación administrativa, donde el infractor será acreedor a un arresto de hasta 36 horas, con multas que incrementaron de 10 hasta por 30 UMAs (Una UMA equivale a 84.49 pesos). Refirió que si se configura algún delito se dará parte a la Fiscalía para que tome las medidas correspondientes, y señaló que se dotaron de mayores herramientas a los jueces calificadores para que puedan ejercer su trabajo de manera eficaz.

De acuerdo Ruz Castro, este miércoles o el jueves se publicará en la gaceta municipal el nuevo reglamento y entraría en vigor al día siguiente, por lo antes que finalice la semana ya sería una realidad.

Entre las adecuaciones se incorpora un apartado de reincidencia, donde además de las sanciones establecidas que son inconmutables, se puede optar por algún trabajo en beneficio a la comunidad cuando se trata de infractores reincidentes, quienes tendrán que tomar por obligación un curso de conciencia social.

Basta la palabra

Para poder sancionar a los responsables, las mujeres tendrán que dar aviso a las autoridades más cercanas, policía municipal o estatal o poner alguna queja ante los jueces calificadores. Si se da la flagrancia se arresta de manera inmediata, prometió.

Aseguró que en caso de que algún elemento de seguridad ignore el llamado de auxilio de una mujer o minimice el hecho, será sancionado. “Hay procedimientos establecidos en la Comisión de Honor y Justicia de la policía municipal, donde si hay alguna omisión por parte de algún elemento lo pueden poner en conocimiento para sancionar estas conductas”.

Para la elaboración de estas reformas, según detalló, se reunieron con diversas instituciones y activistas como la Comisión estatal de Derechos Humanos, Gina Villagómez, Ligia Vera.

Fuente: La Jornada

Deja un comentario