Jaime Bonilla protesta como Gobernador de Baja California, en la incertidumbre de dos o cinco años

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

Como medio de comunicación fue difícil acceder al recinto legislativo donde Jaime Bonilla rindió protesta como Gobernador, protocolo oficial, donde también cambio la mesa Directiva del Congreso, aunque el peso específico de la llegada de Jaime Bonilla al poder quedó en la presentación de su Gabinete en Tijuana.

El centro de gobierno de Mexicali estaba resguardado, vallas, grupos de policías, personal de seguridad personajes de la política que seguramente pronto estarán en cargos de gobierno, caminamos hasta la sala de prensa, estaba repleta y el acceso a medios a la ceremonia en fue muy restringido, nada que ver con las multitudinarias tomas de protesta en el auditorio del estado de Elorduy, Osuna y Kiko Vega con amplio espacio para la prensa.

Las redes permitieron a LA TRINCHERA NEWS “subirse” a la transmisión de la página del Congreso para transmitir, mientras esto sucede, a nivel nacional la Ley Bonilla toma sesgos de polémica y de alguna manera, mediáticamente ha hecho ruido, la incertidumbre del término de su mandato manda señales que se van difuminando en la atmósfera de confrontación nacional.

La llaman Ley Bonilla y le han dado interpretaciones muy diversas, sin conocer el fondo del tema, pero como señaló el Diputado Juan Manuel Molina, abogado: “El límite para determinar este término es hasta el inicio del próximo proceso electoral, en Septiembre de 2020”, lo importante es que este tema no influya en el rendimiento de un Gobierno Estatal que no sabe si trabajará por dos o por cinco años.

EL tema es empatar las elecciones del Estado con las Federales y eso se cumpliría, sean dos o cinco años, incluso tener elecciones para Gobernador en 2021, implicaría los costos de las campañas, desgaste económico y político porque al iniciar el proceso electoral el trabajo del Estado se complica al perder poder político por los reflectores del propio proceso, el reto para Bonilla es trabajar por Baja California, hasta el 31 de Octubre, ya sea de 2021 o 2024.

Deja un comentario