Incertidumbre e inseguridad económica en el agro bajacaliforniano ante apoyos inciertos para trigueros

ALFREDO AZCARATE VARELA
THE BAJA POST/EDITOR

La incertidumbre que trae a cuestas el nuevo secretario de Fomento Agropecuario o Agricultura y Seguridad Alimentaria, Héctor Haros, afecta al sector agropecuario de inicio y las cosas podrían ponerse peor, al llegar “colgándose” de un proyecto de la iniciativa privada en Ejido Toluca o promoviendo cultivos alternos que ya han fracasado en el Valle de Mexicali, una vez más se comprueba que, sean del color o partido que sean, los Gobiernos en México son improvisados en algunos temas importantes, centralistas y un poco encerrados en sí mismo.

“No me preguntes de eso”, exigió el secretario, cuyos antecedentes en el sector agropecuario son inciertos, proyecta improvisación y ocurrencia, desconocimiento del sector agropecuario, se trata de un secretario cuyo histrionismo proyecta una imagen frívola para un sector del que depende la suficiencia alimentaria y requiere gran atención, lo cual no parece hacer el nuevo secretario. Los lugares comunes del discurso oficial, como “entregar los apoyos directamente a la gente”, “combatir la corrupción”, “eliminar intermediarios”, etcétera, son parte de un discurso a través del que Haros establece la posición oficial del sector agropecuario del gobierno Bonillista, aunque no parece tener mucho conocimiento del tema

Deja un comentario